Autoridades de EE.UU. y Perú conmemoran implementación de actividades de la Alianza para la protección de niñas, niños y adolescentes

El Embajador de los Estados Unidos en el Perú Krishna R. Urs, el Embajador Plenipotenciario para el Monitoreo y Lucha contra la Trata de Personas, John Cotton Richmond, y la Viceministra de Seguridad Pública del Ministerio del Interior, Nataly Ponce Chauca, conmemoraron el lanzamiento de actividades para implementar la Alianza entre los Estados Unidos y el Perú para la Protección de Niñas, Niños y Adolescentes (CPC). La Alianza CPC fue firmada en 2017 para fortalecer esfuerzos para combatir la trata de niños en el Perú y es la primera de su tipo en la región.

La Oficina de Monitoreo y Lucha contra la Trata de Personas del Departamento de Estado (Oficina TIP) lideró las negociaciones por los Estados Unidos y otorgó 5 millones de dólares a los socios implementadores: la Organización Internacional del Trabajo (OIT) y el Centro Yanapanakusun. La Comisión Multisectorial del Perú contra la Trata de Personas y Tráfico de Migrantes (Comisión Multisectorial) lideró las negociaciones para la Alianza CPC por el Gobierno del Perú y comprometió por lo menos 8 millones de soles para apoyar los objetivos de la alianza e incrementar el personal de las entidades que integran la Comisión Multilateral. El Director de la Oficina de la OIT para los Países Andinos, Philippe Vanhuynegem, y la Coordinadora de Programas del Centro Yanapanakusun, Pilar Contreras, participaron en el lanzamiento de la implementación de actividades.

Los gobiernos de los Estados Unidos y del Perú se han comprometido a trabajar conjuntamente en el Perú durante un período de implementación de cuatro años para lograr mejores y sostenibles políticas y prácticas para alcanzar los objetivos de la Alianza CPC. Las actividades estarán enfocadas principalmente en Lima Metropolitana, Región Cusco, y Región Loreto, en tanto ciertas actividades serán llevadas a cabo en otras regiones.

En su discurso, el Embajador Urs señaló: “El evento de hoy es la culminación de más de un año de colaboración entre nuestros gobiernos, y celebra la implementación de una asociación de cuatro años entre los Estados Unidos y el Perú frente a un crimen horrendo como es la trata de niños. Nuestra lucha común contra el tráfico de personas es un componente crítico en nuestros esfuerzos combinados para neutralizar el crimen transnacional.”

Los socios implementadores de la Alianza CPC, OIT y Centro Yanapanakusun, y los sub-receptores Capital Humano y Social Alternativo (CHS) e Instituto de Defensa Legal, han empezado a trabajar colaborativamente con funcionarios peruanos a nivel nacional, regional y local, para avanzar en acciones existentes para procesar y sancionar a los perpetradores de trata de niños, identificar víctimas de la trata de niños, y coordinar la provisión de servicios integrales de protección, y prevenir que ocurra la trata de niños.

A través de la CPC, la OIT apoya a funcionarios de justicia criminal para incrementar el procesamiento de los tratantes de niños, incluyendo a través del fortalecimiento de investigaciones proactivas, mejorando técnicas de investigación, y aumentando la efectividad de las acusaciones fiscales. La OIT también promoverá enfoques centrados en la víctima sobre información de traumas, a fin de fortalecer la colaboración entre los funcionarios de justicia criminal y los que proporcionan servicios sociales.

La OIT, el Centro Yanapanakusun, y los sub-receptores trabajarán con los actores involucrados en todos los sectores gubernamentales, así como miembros de comunidades locales en Cusco para mejorar su habilidad para identificar y referir apropiadamente los casos de presunta trata de niños para su investigación y protección.

El Centro Yanapanakusun organizará y movilizará recursos de la sociedad civil y gobiernos municipales para fortalecer la prevención de la trata de niños para poblaciones en alto riesgo en la Región Cusco.  Trabajando directamente con las comunidades más afectadas por la trata de personas, el Centro Yanapanakusun establecerá alianzas con actores locales clave, incluyendo autoridades tradicionales, gobiernos locales, y escuelas para incrementar la sensibilidad respecto de políticas y protocolos contra la trata y desarrollar estrategias y herramientas de prevención.

Adicionalmente, la OIT y CHS fortalecerán capacidades de los actores para proporcionar mejores servicios a las víctimas de la trata de niños.