Día Internacional contra la Corrupción

Declaración del Secretario Pompeo

7 de diciembre de 2018

Día Internacional contra la Corrupción

La corrupción facilita la delincuencia transnacional, propicia el terrorismo, obstaculiza el crecimiento económico y el desarrollo, debilita el Estado de derecho y socava la democracia. En última instancia, pone en riesgo nuestra seguridad nacional. Es por eso que, de cara al Día Internacional contra la Corrupción, el 9 de diciembre, nos comprometemos a seguir trabajando con nuestros socios para prevenir y combatir la corrupción en todo el mundo.

Estados Unidos, a través del Departamento de Estado de EE. UU. y la Agencia de los Estados Unidos para el Desarrollo Internacional, ayuda a las naciones socias a generar instituciones transparentes y con rendición de cuentas, y a fortalecer los sistemas de justicia penal para enjuiciar a los corruptos. Apoyamos a los periodistas y a la sociedad civil, que denuncian la corrupción y logran que los funcionarios públicos rindan cuentas por sus actos. Prevenimos la corrupción apoyando iniciativas globales que recomponen la confianza ciudadana en el gobierno. También responsabilizamos a los actores corruptos mediante sanciones financieras individualizadas por corrupción y violaciones de derechos humanos, a través de la Ley Global Magnitsky sobre Rendición de Cuentas en Derechos Humanos (Global Magnitsky Human Rights Accountability Act). 

En esta fecha, instamos a todos los países a implementar eficazmente sus compromisos internacionales contra la corrupción, entre otras medidas, a través de la Convención de la ONU contra la Corrupción. Mediante programas que permiten la recuperación y la restitución de fondos públicos robados, establecen instituciones transparentes y con rendición de cuentas, y empoderan las acciones impulsadas por los ciudadanos, el mundo puede combatir esta amenaza a la seguridad global.