Embajada de Estados Unidos en Lima

La sede diplomática está ubicada en el distrito residencial de Monterrico, donde ocupa un nuevo local que fue inaugurado el 4 de Julio de 1995. La culminación de esta importante obra es un hito en las relaciones entre el Perú y Estados Unidos, al mismo tiempo que representa la solidez, la permanencia y la fuerza de la amistad entre los pueblos.

El proyecto, que fue concebido y diseñado por el arquitecto peruano Bernardo Fort-Brescia, combina hábilmente los antiguos motivos de las estructuras incaicas con detalles y elementos de alta tecnología, produciendo una armoniosa combinación de contrastes. La fachada intercala los colores pastel con superficies brillantes, creando un efecto que recuerda los diseños de los tapices de las antiguas culturas peruanas. Enmarcada en las bellas colinas de Monterrico, la Embajada en su conjunto puede ser considerada como una obra de arte arquitectónica.

La ejecución del edificio tuvo una duración de dos años, para lo cual se necesitaron 2 millones 250 mil horas-hombre de trabajo; se usaron 20,400 metros cúbicos de concreto, además de 2 mil toneladas de acero y mil metros cuadrados de laja arequipeña.