Estados Unidos apoya esfuerzos de asistencia humanitaria por las inundaciones en el Perú

Desde el inicio del desastre, los Estados Unidos ha asignado casi 3 millones 300 mil dólares para apoyar los esfuerzos de alivio por inundaciones liderados por el gobierno peruano.

La Oficina de USAID para Asistencia de Desastres en el Exterior (OFDA) destacó personal en el Perú para llevar a cabo evaluaciones de daños y de necesidades humanitarias, y para ayudar a coordinar la distribución de provisiones de alivio de emergencia junto a las autoridades locales y a socios de las ONGs.

USAID también coordinó el transporte de asistencia humanitaria y de personal mediante aeronaves militares estadounidenses durante los primeros y críticos días de la respuesta al desastre. Adicionalmente, el Departamento de Estado de los Estados Unidos proporcionó helicópteros para llevar a cabo operaciones de búsqueda y de rescate y distribuir provisiones en áreas aisladas.

Acciones de prevención y respuesta a emergencias

Desde el 2009, el Comando Sur del Departamento de Defensa de los Estados Unidos ha invertido más de $20 millones en el Perú a través de su Programa de Asistencia Humanitaria, focalizado en prevención y manejo de emergencias.

El Programa de Asistencia Humanitaria del DoD construyó Centros de Operaciones de Emergencia Regional (COERs) en 13 regiones del Perú, así como proporcionó entrenamiento y equipamiento para esos centros. Se está construyendo COERs en tres regiones y dos más están en la fase de planeamiento. Estos centros son administrados por autoridades locales y permiten que la defensa civil, policía, bomberos y líderes de la comunidad coordinen la respuesta a los desastres y a emergencias de gran escala.

En junio del 2016, el Programa de Asistencia Humanitaria del DoD donó tres Centros Móviles de Respuesta a Emergencias, valorados en $675.000, al Instituto de Defensa Civil del Perú (INDECI).

En marzo del 2016, la Marina de los Estados Unidos y la Administración Nacional Oceánica y Atmosférica de los Estados Unidos (NOAA) del Departamento de Comercio de los Estados Unidos proporcionó 12 boyas perfiladoras en el Océano Pacífico a la Marina del Perú para ayudar al país a responder a las condiciones climáticas relacionadas con El Niño.