Presentación del Quinto Informe Anual sobre la Trata de Personas en el Perú

Señor Presidente de la Corte Suprema, Duberlí Rodriguez Tineo

Señora Vice Ministra de la Mujer y Poblaciones Vulnerables, Silvia Loli Espinoza, 

Señor Defensor del Pueblo, Walter Gutierrez Camacho

Señor Director del Ministerio del Interior, Miguel Huerta

Señor Asesor del Ministerio de Justicia y Derechos Humanos, Marcos Galván Ramos

Señor Representante de la Fundación Konrad Adenauer,

Sebastian Grundberger,

Señor Director Ejecutivo de Capital Humano y Social Alternativo (CHS), Pedro Córdova del Campo,

Amigos todos:

Es un gusto encontrarnos para seguir avanzando en esta labor compartida, y de largo aliento, como es la lucha contra uno de los crímenes más terribles: la trata de personas.

A nivel mundial la trata de personas afecta a más de 20 millones de hombres, mujeres, niñas y niños. La falta de oportunidades, de recursos, de educación, así como la exclusión social son factores que contribuyen a la trata de personas, haciendo más vulnerables a sus víctimas. Los grupos más sensibles son las mujeres, los niños y las poblaciones indígenas. El Perú no es ajeno a este problema.

El Quinto Informe Anual sobre la Situación de la Trata de Personas en el Perú destaca los esfuerzos de la política pública peruana para luchar contra este delito, como es la formulación de la “Política Nacional contra la Trata de Personas y sus formas de explotación.” Esta política permite entender la extensión y complejidad del fenómeno, y también la respuesta que desde el Estado y la sociedad civil se debe ofrecer para prevenirla, perseguirla y sancionarla. 

Desde 2014, hemos contribuido con fortalecer la capacidad de los albergues para víctimas de trata en Madre de Dios y Loreto, proteger y promover los derechos de las víctimas, y apoyar la coordinación entre los operadores de justicia.

Nos satisface haber firmado en junio de este año la Alianza de Cooperación para la Protección de Niñas, Niños y Adolescentes Perú-Estados Unidos.

Esta Alianza bilateral permitirá una inversión de cinco millones de dólares por parte de Estados Unidos, y por lo menos ocho millones de soles por parte del Perú. Es la tercera de su tipo que firma Estados Unidos en el mundo, y la primera en América. Con ella, habremos invertido en el Perú más de nueve millones de dólares desde 2014 para atacar este inmenso problema.

De este Quinto Informe se entiende que los retos que enfrenta el Gobierno Peruano son muchos. La trata de personas es un problema complejo, con vínculos internacionales, y que requiere de un esfuerzo multisectorial y decisión política en todos los niveles. 

Hay elementos claves que se requieren para combatir el delito de trata de personas y garantizar que las víctimas accedan a la justicia y a la recuperación de su dignidad.

  1. Políticas y procedimientos claros para la prevención y persecución del delito, así como la atención y protección de las víctimas;
  2. Recursos suficientes para implementar esas políticas y que los sectores y entidades cumplan su rol: por ejemplo fortalecer el trabajo de las fiscalías especializadas en trata de personas en Loreto y Madre de Dios.
  3. Capacitación de los operadores de justicia y los que tienen el rol de prevenir y monitorear el problema; y
  4. Articulación de esfuerzos y recursos entre distintos sectores y niveles de gobierno.   

El Informe marca el camino a seguir, incluyendo la necesidad de:

  1. Combatir la impunidad: ello incluye especializar a los jueces y fiscales para garantizar más sentencias condenatorias; y
  2. Proteger a la víctima: la víctima y el respeto de sus derechos debe ser el punto central de la intervención estatal. 

Los medios de comunicación también tienen un rol fundamental para elevar la conciencia pública sobre la gravedad del problema y representar la voz de las víctimas.

Finalmente, aprovecho la oportunidad para agradecer a CHS por este excelente trabajo realizado junto a otros socios peruanos, para seguir luchando por la recuperación de la dignidad y la libertad de las personas que son víctimas de este crimen.

El Gobierno de los Estados Unidos ratifica su firme compromiso de seguir contribuyendo con el Estado Peruano en esta dura batalla.

Muchas gracias.