Secretario Pompeo culmina cuatro días de viaje a Sudamérica con una parada en Cúcuta

El secretario de Estado Mike Pompeo culminó cuatro días de viaje a través de América del Sur con una parada en Cúcuta (Colombia), un importante punto de entrada y tránsito para los venezolanos que huyen de la crisis manufacturada en su país.

El Secretario, al que se unieron en Cúcuta el presidente de Colombia, Iván Duque, y la vicepresidenta Marta Lucía Ramírez, visitó el Centro de Asistencia Transitoria para Migrantes, un refugio para migrantes venezolanos.

El Secretario Pompeo también visitó el puente Simón Bolívar, que ha sido atravesado por decenas de miles de venezolanos, y recorrió un almacén donde se guarda ayuda crítica hasta que pueda distribuirse a personas que sufren en Venezuela.

En una declaración conjunta (en inglés) con el presidente Duque, Pompeo se refirió a la negativa de Nicolás Maduro a permitir el ingreso de ayuda estadounidense a Venezuela. “Sr. Maduro, abra estos puentes, abra estas fronteras”, dijo, invocando el desafío del presidente Reagan en 1987 ante el Muro de Berlín al líder soviético Mikhail Gorbachev. “Puede terminar con esto hoy”.

Estados Unidos ha almacenado con anticipación a su uso 208 toneladas métricas de ayuda crítica, principalmente alimentos, medicinas y otros suministros; en Cúcuta para su distribución a los venezolanos. El 10 de abril, el vicepresidente Pence anunció que Estados Unidos proporcionaría casi 61 millones de dólares adicionales en ayuda humanitaria. (Estados Unidos junto con otros 50 países, apoya al presidente interino Juan Guaidó).

El presidente Duque afirmó el apoyo de Colombia a la política de Estados Unidos, diciendo que “todas las sanciones políticas, económicas y diplomáticas para aislar la dictadura y permitir esa transición en Venezuela”.