Política de acceso a terceros en las entrevistas para solicitar pasaportes y CRBAs

En general, miembros de la familia inmediata pueden acompañar a los solicitantes de pasaporte o CRBA a sus entrevistas en una embajada o consulado de los Estados Unidos, y todos los niños menores de edad deben estar acompañados por un padre o tutor. Los solicitantes de pasaporte o CRBA también tienen la opción de ser acompañados a dicha entrevista por un abogado.  La asistencia de cualquier tercero, incluso un abogado, que acompaña a un solicitante está sujeta a los siguientes parámetros diseñados para garantizar un proceso de entrevista ordenada y que mantenga la integridad de la adjudicación de la (s) solicitud (es):

  • Dadas las limitaciones de espacio en la sección consular, no se permitirá que más de un asistente a la vez acompañe al solicitante (o al padre o tutor del solicitante si el solicitante es menor de edad).
  • La asistencia de un abogado no exime al solicitante y / o al padre o tutor del solicitante menor de asistir a la entrevista de la cita en persona.
  • La manera en que se realiza una entrevista para pasaporte o CRBA, el alcance y la naturaleza de la consulta, será  en todo momento a discreción del funcionario consular, siguiendo reglamentación del Departamento de Estado.
  • Se espera que los abogados brinden a sus clientes el asesoramiento legal pertinente antes de la entrevista, y que informen a sus clientes con anterioridad que la entrevista se llevará a cabo con una asistencia mínima de su parte.
  • Los abogados no pueden participar en ninguna forma de argumentación legal durante la entrevista ante el funcionario consular.
  • Aquellos acompañantes que no sean un padre o tutor que acompañe a un menor de edad no pueden responder a las preguntas de un oficial consular en lugar del solicitante, tampoco pueden corregir o intentar aclarar la respuesta del solicitante, ni interrumpir o interferir con las preguntas del oficial consular.
  • Si el solicitante no entiende una pregunta; deberá solicitar la aclaración al funcionario consular directamente.
  • El oficial consular tiene la discreción exclusiva de determinar el (los) idioma (s) apropiado (s) para la comunicación con el solicitante, según la facilidad del oficial y el solicitante y la forma que mejor faciliten la comunicación entre el oficial consular y el solicitante. Los asistentes no pueden exigir que las comunicaciones se realicen en un idioma en particular únicamente para el beneficio del asistente. Los asistentes tampoco pueden objetar o insistir en la participación de un intérprete en la entrevista, en las calificaciones de cualquier intérprete o en la forma o contenido de cualquier traducción.
  • Ningún asistente puede entrenar o instruir a los solicitantes sobre cómo responder a la pregunta de un oficial consular.
  • Los asistentes no pueden objetar la pregunta de un oficial consular por ningún motivo (incluso cuando el asistente considere que la pregunta es inapropiada, irrelevante o contradictoria), tampoco puede instruir al solicitante para que no responda a una pregunta del oficial consular. Los asistentes no pueden interferir de ninguna manera con la capacidad del oficial consular para llevar a cabo todas las consultas y la determinación de hechos necesarios para ejercer sus responsabilidades para adjudicar la solicitud.
  • Durante una entrevista de pasaporte o CRBA, los asistentes no pueden discutir o preguntar acerca de otras aplicaciones.
  • Los asistentes pueden tomar notas escritas, pero no pueden grabar las entrevistas.
  • Los asistentes no pueden participar en ninguna conducta que interrumpa materialmente la entrevista.  Por ejemplo, no pueden levantar la voz ni intentar intimidar o maltratar a un funcionario consular o a su personal, y no pueden participar en ninguna conducta que amenace la seguridad nacional de los Estados Unidos o la seguridad de la embajada o su personal. Los asistentes deben cumplir con todas las políticas de seguridad del Departamento de Estado y la embajada o consulado de los Estados Unidos, dónde se realiza la entrevista.
  • Los asistentes no pueden participar en ninguna conducta que viole esta política y / o de otra manera interrumpa materialmente la entrevista. El incumplimiento de estos parámetros resultará en una advertencia para el asistente y, si se ignora, se le puede pedir al asistente que abandone la entrevista y / o las instalaciones, según corresponda. Entonces, el solicitante elegirá si continúa con la entrevista sin la presencia del asistente; sujeto a la discreción del oficial consular para terminar dicha entrevista.  La seguridad y privacidad de todos los solicitantes que esperan servicios consulares, así como las del oficial consular y su personal son de suma importancia.